Mascarade, lo que tiene que hacer uno por dinero…

???????????????????????????????

INTRODUCCIÓN:

Ahora que ya estamos en plenas vacaciones estivales y muchos emigran en pos de sus familiares, qué mejor ocasión para aprovechar la presencia de tíos, primos, etc. para jugar a este divertido juego con nuestros peques ya no tan peques.

Este juego no es de habilidad, sino de ser más pícaro que el Lazarillo de Tormes y saber farolear, mentir y engañar a los demás, todo por conseguir 13 cochinas monedas, y lo mejor de todo no es eso, sino que en muchas ocasiones ni uno mismo sabrá si está diciendo una mentira o no.

Para probar este juego hemos sucontratado a una serie de trabajadores, todos ellos familia de un servidor, uno de ellos, Lucas, recién llegado de Colombia, que es donde reside durante todo el año salvo unas pocas semanas, así que a él se lo dedicamos, ya que desde allí nos estará leyendo.???????????????????????????????Además también está nuestra colaboradora más joven, Celia, que todavía no se está ganando el sueldo que le pagamos y simplemente se dedica a mirar y a callar.

NOMBRE: Mascarade

MARCA: Repos Production

PRECIO APROXIMADO:  16-19 €

INSTRUCCIONES EN CASTELLANO:

EDAD: a partir de 10 años

Nº DE JUGADORES: 2-13 (ver mi valoración al final sobre el tema del número de jugadores)

JUEGO COOPERATIVO: No

RITMO DE JUEGO: Por turnos

DURACIÓN DE LA PARTIDA: 30 min aprox

CARACTERÍSTICAS:

El juego está formado por 13 cartas de personaje tamaño XXL, además de una carta de personaje en blanco, con unas ilustraciones de una altísima calidad, alucinantes. También tenemos 5 fichas de ayuda de juego, con el resumen de las funciones de todos los personajes, además de unos cartones pequeños rectangulares individuales con las características de cada personaje, un cartón grande dibujado que representa el palacio de justicia y las monedas de oro. De todo el material, yo encuentro mejorable las monedas, que podrían haber sido de plástico.

 

FUNCIONAMIENTO:

El sistema de juego es tan sencillo que en menos de 10 minutos cualquiera sabe jugar. Aprender la picaresca que conlleva este juego ya es otro tema, pero bueno, vamos al lío:

En primer lugar, se eligen qué personajes van a jugar, dependiendo del número de personas que seamos. Si somos muy pocos jugadores hay reglas especiales, pero a partir de 4 jugadores básicamente se coge un personaje por jugador. No obstante, es muy interensante, por lo menos en las partidas que nosotros hemos jugado, que han sido de entre 4 y 6 jugadores, coger uno o dos personajes más que número de jugadores.

En cuánto a qué personajes deben jugar, hay algunos que deben estar siempre, como por ejemplo el juez, y hay otros que solamente son para partidas de más de 8 jugadores. El juego nos propone una serie de combinaciones que son las más adecuadas y nos da unas pautas en caso de que queramos ignorarlas.

La cuestión es que una vez elegido el número de cartas y cuales son, se barajan y se reparte una a cada jugador, además de 6 monedas por barba, y se coloca el juzgado en el centro de la mesa.

???????????????????????????????(En esta imagen se ve el juzgado, al que tres incautos ya le han pagado tres monedas por mentir como bellacos)

Cada uno mira su personaje con cuidado de que no se la cotilleén y la deja boca bajo frente a sí. Si hemos cogido más cartas que jugadores, éstas se ponen delante de todos boca a bajo, tal y como se aprecia en la siguiente imagen. Aquí vienen bien los cartoncitos de los personajes, ya que si colocamos los que corresponden a los personajes que juegan en el centro de la mesa todos los jugadores se acuerdan de los personajes que están en juego.

Cada personaje, al utilizarlo, usa una habilidad, que es muy sencilla y nos viene explicada en la carta. Vamos a ver algunos de ellos:

???????????????????????????????El rey y la reina. Al jugarlos conseguimos 3 o 2 monedas respectivamente.

???????????????????????????????El obispo le quita 2 monedas al jugador más rico.

???????????????????????????????El Juez se lleva todas las monedas que haya en el juzgado y el ladrón le quita una moneda al jugador de la derecha y otra al de la izquierda.

???????????????????????????????

La viuda recibe dinero del banco hasta tener 10 monedas.

 

???????????????????????????????

El tahúr gana la partida si tiene 10 o más monedas y el bufón recibe una moneda de oro e intercambia o no las cartas de dos jugadores.

??????????????????????????????? La bruja intercambia su dinero con el jugador que quiera y el espía puede mirar la carta de otro jugador y luego intercambiarla o no.

Ahora veamos como se juega. En el turno de un jugador éste puede hacer tres cosas:

– mirar su carta

– coger la carta de otro jugador, sin mirarla, junto con la suya y, debajo de la mesa, intercambiarsela (o no). La clave está en que el afortunado no sabe si le has cambiado la carta o no, solamente lo sabes tú, a menos que te empanes, entonces la cosa se pone divertida.

– ejecutar la acción de un personaje. Para ello dice, por ejemplo “yo soy el rey”. Si nadie dice nada, se ejecuta la acción (coger 3 monedas), tenga el rey realmente o no, eso nadie lo sabe. Pero si alguien más dice “No, yo soy el rey”, los jugadores que lo han dicho (que pueden ser 2,3,4…) muestran sus cartas. El que haya dicho una mentira (con alevosía o por ignorancia) paga una moneda al juzgado, y el que sea realmente el rey ejecuta la acción aunque no sea su turno.

Para sembrar el caos al principio de la partida, los cuatro primeros jugadores solamente pueden intercambiar la carta (o no) con otro jugador.

Hay que tener en cuenta que las cartas situadas en el centro de la mesa también son intercambiables igual que si se trataran de un jugador más.

A partir de aquí el juego se convierte en una merienda de negros, donde las trolas y las tocadas de narices al compañero van que vuelan, con risas más que garantizadas. Además habrá momentos completamente subrealistas y kafkianos, como por ejemplo cuando un jugador consigue jugar un mismo personaje varias rondas seguidas cuando ni él mismo sabe si lo tiene o no, y si se destapa y se descubre que después de haberla liado parda durante varias rondas ni siquiera tenía ese personaje, es la bomba. O el espabilado que juega con éxito un personaje sabiendo que no lo tiene y luego otro jugador se lo intercambia completamente convencido de que ha conseguido ese personaje.

VALORACIÓN:

Es un juego que se aprende y se juega rápido, sin complicaciones y de reglas simples, ideal para aquellos que son anti-Carcassonne o anti-Colonos porque quieren juegos más simples y divertidos.

???????????????????????????????(Aquí tenemos a nuestros dos colaboradores subcontratados partiéndose el culo después de destapar una trola de las gordas)

El inconveniente que yo le veo al juego es el número de jugadores: aunque la caja diga de 2 a13, si no vais a ser de normal como mínimo 4 no vale la pena, ya que así como hay juegos que a más jugadores más pesado y largo es, en éste ocurre al revés, se cumple el refrán “cuantos más seamos más reiremos”. Nosotros a 4 lo hemos jugado bien, con un par de cartas enmedio de la mesa para darle más gracia, pero a 6 mejor aún. No sé cómo será a 10 o 12, pero pienso que promete.

En resumen, un juego de precio muy asequible donde las risas están aseguradas y donde los troleros y tramposos se sentirán como pez en el agua.

COMPLEJIDAD: 3/10

AZAR: 7/10

HABILIDAD: 0/10

MEMORIA: 5/10

DIVERSIÓN: 9/10

PUNTUACIÓN TOTAL: 8,5 /10 (RISAS GARANTIZADAS)

Anuncios

22 Comentarios

  1. La puntuación que le das en azar, memoria y diversión son muy distintas si el juego se juega sin que los jugadores puedan hablar (me refiero a dar información en voz alta cuando quieran sobre lo que recuerdan, saben o deducen). Entonces el azar baja a 4 o 5 y la memoria sube a 9 o10, y a lo mejor no se rie tanto pero los jugadores a los que les gusta la sicologia y la estrategia disfrutan mucho.
    Las reglas no estipulan si los jugadores pueden hablar o no, lo mejor es ir alternando los dos tipos de partidas, de esta forma se tienen experiencias muy diferentes del juego, ambas buenisimas.

  2. sencillamente, he disfrutado muchísimo con el juego. Y escribo desde colombia para recomendarlo, porque ya por aquí hemos hecho dos partiditas y la gente está encantada con el juego. Y por cierto, por aquí si hemos jugado echando al otro al agua hablando en las partidas, y no veas que risas. Un juego genial. yo diría mínimo 5 personas.
    Por cierto, el juego me lo traje yo a colombia, jejeje

  3. Yo me lo he comprado y aun no he jugado, pero ciertamente promete, además para esas personas que son culo inquietos creo que le viene bien, ya que en 30 o 40 minutos está liquidada la partida. Mi pregunta es, ¿para que vale la carta en blanco? beggar se llama. gracias

    • Beggar se puede usar de tres maneras.
      Una es sencillamente inventarte una habilidad y jugar con ella (por ejemplo: cobra 5 monedad de la banca, pero juega boca arriba).
      Otra es que se trata de un personaje sin ninguna habilidad. Esta opcion es util cuando juegas con gente conservadora o nueva que no cambia nunca las cartas. De esta forma se fomenta el intercambio de cartas.
      Y otra forma de utilizar la mendiga es en partidas de más de 10 jugadores, en las cuales el juez se desequilibra demasiado y, normalmente, utilizando el juez su poder una sola vez gana la partida directamente. En ese caso se puede utilizar la mendiga para cobrar monedas del palacio de justicia (en lugar de la banca u otros jugadores) de forma que el juez no sea tan poderoso y quede mejor equilibrado (por ejemplo la beggar puede cobrar la mitad de las monedas del palacio, o 1 moneda, o lo que se decida con antelación).

  4. ahh gran explicación. Por ejemplo podría ser un Dragón y usar su habilidad para nombrar a dos personajes que el usuario del beggar tuviera la absoluta certeza de su identidad, y en caso de acertar robarle el 80% de su capital hasta un máx de 10 monedas.
    o bien podría ser una cortesana y debido a su “habilidad” podría ver la carta del oponente a su elección y además cobrarle por sus “servicios” 1 o 2 monedas.
    GRANDES OPCIONES para grandes PENSADORES

  5. hoy hemos jugado 8 jugadores inexpertos, y la experiencia ha sido muy buena.
    Muchas risas y mas de una hora de juego. El motivo era que no puse el Rey en mesa y había pocas cartas que cobraran dinero de la banca, y por lo tanto difícil de conseguir monedas. Sé que existe una tabla que aconseja que colocar en mesa según el numero de jugadores, pero hay cartas mas atractivas que otras.
    Básicamente hemos estado perdido durante buena parte de la partida sin saber quien era cada uno, incluso uno mismo.

  6. Buenas. Excelente revisión del juego. Lo tengo y lo hemos jugado por ahora hasta 4 y anda muy bien. Mi pregunta es similar a la anterior.
    En mi turno digo “soy el rey”. Me protestan y ambos mostramos. Soy cualquier personaje menos el rey, (digamos el ladrón) y mi amigo el tramposo. Pagamos la multa y el juego sigue. Cuando le toca a quien me protestó esa persona esta obligada a intercambiar (o no) su carta (ya que me protestó y se reveló) y luego viene mi turno ahí puedo ejecutar la acción del ladrón si nadie intercambio (o no) mi carta? o estoy obligado también a ocupar mi turno en intercambiar (o no) al ladrón?

    Espero haberme explicado bien.
    Saludos.

      • Solo es obligartorio cambiar-o-no si en el turno IMMEDIATAMENTE ANTERIOR tu carta se ha mostrado. Si ha habido uno o varios turnos intermedios el problema es de los demas jugadores por no haberte cambiado la carta!

        2016-02-25 16:09 GMT+01:00 Universo de Juegos Infantiles :

        > James commented: “Hola. Gracias por comentar. Si no me equivoco, porque > hace tiempo que no juego, no hay obligación en cambiar la carta.” >

    • Solo es obligartorio cambiar-o-no si en el turno IMMEDIATAMENTE ANTERIOR tu carta se ha mostrado. Si ha habido uno o varios turnos intermedios el problema es de los demas jugadores por no haberte cambiado la carta!

      2016-02-25 16:09 GMT+01:00 Universo de Juegos Infantiles :

      > Jorge commented: “Buenas. Excelente revisión del juego. Lo tengo y lo > hemos jugado por ahora hasta 4 y anda muy bien. Mi pregunta es similar a la > anterior. En mi turno digo “soy el rey”. Me protestan y ambos mostramos. > Soy cualquier personaje menos el rey, (digamos el la” >

Nos gustan los comentarios, ¿quieres dejar uno?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s