Familias numerosas: desmontando mitos

Blanch Biel_peq.jpg

Hoy traemos una entrada diferente, no es una reseña de un juego de mesa, ya que he decidido hacer una serie de entradas (sin dejar las de juegos, claro), sobre la extraordinaria aventura de ser familia numerosa. Vamos a empezar por lo que más me llama la atención: la fijación de la gente.

Pues sí, la gente siente una fijación especial por las familias numerosas. Sales a la calle, y enseguida tienes a alguien mirando fijamente o cuchicheando sin ningún tipo de disimulo. Algunos incluso ponen cara de susto, como si tuviéramos algún tipo de deformidad en la cara. Y lo mejor es que a veces los comentarios que piensan te los hacen a la cara, cuando son completos desconocidos. Parece ser que, ante una familia numerosa (y hablo de 4 hijos, no de 8 o 10, sino «solo» de 4) la gente siente la necesidad de interpretarte la vida o justificar tu situación.

Entonces, como nosotros queremos parecer personas normales y agradables, no contestamos como desearíamos y tenemos que sonreír y mover la cabeza, o decir cualquier frase de menos de 6 palabras, ya que muchos de tus interlocutores no desean una respuesta larga.

Pues hoy me apetece contestar de verdad a esas preguntas o rotundas afirmaciones que a veces nos hacen. Aquí van algunos de los mitos o suposiciones sobre las familias numerosas:

Sigue leyendo

Finde de manualidades: Pintura sorpresa

   pinturas-sorpresa3

Hoy, a las 7 menos cuarto de la mañana teníamos al bebé Lele con venga el cachondeo en la cuna, así que me la he bajado a jugar a la habitación de juguetes para que Anna pudiera dormir un rato más (mi filosofía es: mejor uno jorobado, que dos) y me he quedado cuidándola (bueno, básicamente cuidarla a esas horas consiste en tirarme en el suelo de la habitación, con un cojín debajo de mi cabeza y otro encima para que me tape la luz, mientras el bebé revolotea a mi alrededor).

A las 7 y media ya han bajado un par de las otras, de forma escalonada, y prácticamente las he amenazado de muerte para que se volvieran a dormir, pero a las 8 la cosa ya no se podía contener más y ya tenía a las 5 en danza (mis 4 niñas, más la prima de 6 años, que está pasando el finde en casa).

Así que, a las 8 de la mañana del domingo, empieza una nueva sesión de FINDE DE MANUALIDADES.

Esta vez os traemos una actividad que tiene un nombre algo genérico (pintura sorpresa) pero no por ello deja de ser original. Vamos a verlo.

Sigue leyendo

Dr. Eureka, un divertido juego de habilidad e ingenio

dr-eureka2

Hace un par de meses estuvimos en una jornada de juegos de mesa que organizan en una juguetería de nuestra ciudad, y pudimos probar este simpático juego que os traemos hoy pero, ¡tranquilos!, que aunque el nombre del juego suene mi friky, en realidad es muy sencillo y entretenido. En él nos convertimos en científicos y nuestra misión es preparar unas mezclas de colores en unos tubos de ensayo, pero tenemos mucha competencia, así que el que más rápido lo haga se convertirá en el científico más brillante.

 

Sigue leyendo

Finde de manualidades: perros con pegatinas

crear-con-pegatinas-10-perros4       

¡Es domingo por la mañana!, y nuestras pequeñas garrapatas se levantan a eso de las 8 con ganas de acción. Supongo que lo cómodo sería encenderles la tele y dejarlas ahí una horita en stand-by mirando la caja tonta. Sin embargo, ya sabéis que ese no es nuestro estilo, ya  que pensamos que tele tienen que ver la justa, y hoy, por ser fin de semana tendrán sesión de peli o serie, pero será más de cara a la noche.

Así que para nosotros un sábado o un domingo temprano es un momento ideal para echar mano de las manualidades, aprovechando que nosotros  estamos frescos y descansados, ya que según va pasando el día el cansancio va haciendo mella, y llega un momento en el que tu nivel de paciencia ha llegado a un valor mínimo y eso significa que de lo único que tienes ganas es de acostar a las niñas en cuanto se pueda y perderlas unas horas de vista hasta el día siguiente.

Pues para pasar un buen rato con ellas hemos elegido otra sencilla manualidad de Djeco, diferente a la que os mostramos aquí hace poco, que va a encantar a los amantes de los gomets, como le ocurre a nuestra colaboradora número 2 (por algo se apoda «La Gometera»).

Se trata de decorar unos simpáticos perros con pegatinas. ¿Os apuntais?

Sigue leyendo

Los 10 cerditos, los cerditos que saben sumar

los-10-cerditos1

Hoy os traemos un simpático juego de cartas que, pese a que aparecen cerditos en él, nada tiene que ver con el famoso cuento de Los Tres Cerditos cuyos juegos hemos reseñado aquí (al menos algunos), sino que se trata de un juego sencillo de matemáticas todo lleno de animales de bellota que nos va a venir genial para practicar las sumas (y las restas) con nuestros niños, a la vez que nos divertimos. ¿Os apetece conocerlo?

Sigue leyendo

Finde de manualidades: Colorea Terciopelo

   colorea-terciopelo2

Hasta ahora hemos ido reseñando juegos de mesa, aunque alguna vez hemos hablado de otras cosas, como de los cuentos personalizados o de tablets. A partir de ahora, además de juegos, queremos reseñar otras cosillas muy interesantes, con el fin de aportar más variedad y posibilidades a la hora de pasarlo en grande y aprendiendo con nuestros niños.

Hoy le toca el turno a las láminas de terciopelo, de nuestra tan querida casa Djeco, que compramos para utilizar en el cumpleaños de Topy, para que ella y sus amigas pasaran un rato coloreando. Tengo que deciros que estas láminas triunfaron como la Coca-Cola.

¿A quién le apetece pintar? Venga, vamos allá

Sigue leyendo

¿Quieres venirte a la selva a buscar tesoros? Pues apúntate a Karuba, no te arrepentirás

karuba

Hace tiempo que vimos este juego en el catálogo de Haba y nos llamó la atención, ya que estábamos buscando juegos para regalar en una comunión. No obstante, al final no lo compramos y regalamos otros (Dragones de Fuego fue el que regalamos), pero nos quedó el gusanillo.

Así que, por fin, gracias a nuestra querida Mónica por fin hemos podido probarlo, tengo que deciros que es un pedazo de juego, pero no quiero adelantaros nada. ¿Quién se atreve a adentrarse con nosotros por la jungla, en busca de gloria (y una golosa jubilación)?.

 

Sigue leyendo